Breve historia de la breve Comunidad Autónoma de Segovia (año 1981)

150px-indalo

Índalo, símbolo del regionalismo almeriense

Recientemente se ha recordado a la opinión pública que la conformación de la Comunidad Autónoma de Andalucía no cumplió las normas establecidas en la Constitución Española. La ciudadanía andaluza, con el apoyo e impulso principalmente del PSOE, había manifestado en protestas en las calles que quería obtener directamente todas las competencias siguiendo el artículo 151.1, que establece que más de la mitad de la población de cada una de las provincias de la nueva Comunidad Autónoma debería aprobar su creación en referéndum; pero en la provincia de Almería no se obtuvo el 50% del voto favorable, ya que una parte de la población, impulsada por la UCD, prefería una Comunidad Autónoma de Almería o una Comunidad Autónoma del Sureste, en la que también estuvieran Murcia, Albacete y Alicante. Para salvar este obstáculo se creó la Ley Orgánica 13/1980, que, contradiciendo el texto de la Constitución y argumentando “motivos de interés nacional”, permitía la incorporación de la provincia de Almería a la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En la provincia de Segovia se produjeron sucesos similares de irregularidades de procedimiento institucional para hacer cumplir los deseos de las reivindicaciones populares de que Segovia fuese parte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, apoyadas por el PSOE, frente a la postura de que Segovia fuese una Comunidad Autónoma uniprovincial, como defendía la UCD.

Cuando en 1978 se constituyó la Preautonomía de Castilla y León (Consejo General de Castilla y León) mediante el Real Decreto 20/1978, Segovia formaba parte de ésta pero también las provincias de Santander y Logroño, las cuales a iniciativa de la UCD se desvincularon del proceso autonómico castellano-leonés en 1979 y se convirtieron respectivamente en la Comunidad Autónoma de Cantabria y la Comunidad Autónoma de La Rioja en 1981. Por eso desde la perspectiva de la época no era tan extraño que también la provincia de Segovia hubiese hecho lo mismo.

En 1980 la mayoría de los municipios segovianos, a quienes les competía la integración en una Comunidad Autónoma por la vía del artículo 143.2, comunicó a la Diputación Provincial de Segovia que no quería formar parte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León; y la Diputación, controlada ampliamente por la UCD, aprobó este posicionamiento. Al año siguiente, en julio de 1981, la Diputación fue más allá y votó favorablemente el inicio del procedimiento para convertir Segovia en Comunidad Autónoma.

Por tanto, los ayuntamientos de los municipios segovianos fueron votando a favor de la Comunidad Autónoma de Segovia o de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. En los municipios de menor población, gobernados generalmente por la UCD, ganaba el proyecto segoviano y en los municipios de más población, gobernados generalmente por el PSOE, iba ganando la propuesta castellano-leonesa. También hubo casos particulares como la ciudad de Segovia, que apoyó la integración en Castilla y León a pesar de que el alcalde era de la UCD, porque éste estaba fuertemente enfrentado a casi la mitad de su grupo municipal. Había un empate porque los municipios “segovianistas” eran más pero tenían menos población en total que los “castellano-leonesistas”. Aunque quedaban varios municipios por votar, debido a su peso poblacional, Cuéllar se iba a ocupar de desempatar. No se sabía bien qué iba a pasar porque, aunque Cuéllar estaba gobernada por la UCD, existía el precedente de la capital segoviana. En el Pleno del 7 de octubre de 1981 los concejales procedieron a la votación y… ganó la opción a favor de la Comunidad Autónoma de Segovia, por un solo voto.

Parecía que estaba todo listo para la declaración autonómica de Segovia. Sin embargo, las protestas ciudadanas en la provincia, principalmente en los municipios más poblados, partidarios, como se ha indicado antes, de entrar en Castilla y León y estaban generalmente gobernados por el PSOE, que entonces tenía una fuerte capacidad de movilización social, llevaron a saltarse el procedimiento y argumentar que la votación de Cuéllar no había valido por defectos de forma. Así, ante la presión social, se repitió la votación en un nuevo Pleno celebrado el 3 de diciembre de 1981 y un concejal cambió el sentido de su voto, ganando por tanto que Segovia formara parte de Castilla y León.

Por supuesto, la Diputación Provincial de Segovia, cuyo presidente, además de pertenecer a la UCD, había sido alcalde de Cuéllar hasta 1979, entró en cólera y quiso recurrir ante los tribunales por la manifiesta irregularidad, pero al expirar en enero de 1982 el plazo de 6 meses para conseguir el apoyo municipal (artículo 143.2 de la Constitución) ya no pudo hacer nada. Definitivamente Segovia se integró en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Y ésta es la breve historia de la Comunidad Autónoma de Segovia, nunca proclamada pero que en cierta manera existió durante dos meses del año de 1981.

1200px-bandera_de_segovia-svg

Bandera de la ciudad de Segovia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s